lunes, 18 de septiembre de 2017

Es lo que somos












Un video de Youtube en el que una venezolana inmigrante señala a los ecuatorianos como “indios feos”, se ha viralizado y ha provocado una cantidad de reacciones que dejan a flote, la calidad de sociedades en la que vivimos. Por un lado persiste el complejo colonial arcaico, de que si no eres blanco, caucásico, europeo o norteamericano; eres menos, de poco valor o simplemente feo; por otro lado, los ecuatorianos no terminamos de aceptar algo que está explícito, en nuestra forma de hablar, en nuestra apariencia, nuestra idiosincrasia, que nos delata a leguas; nuestra condición de runas, de indígenas o de indios, como quiera que lo llamemos, y lo tomamos como algo indigno o como un insulto. Claro que muchos con sobresalto dirán, no, no; somos mestizos, como queriendo opacar su mayoritaria herencia genética, que es autóctona. Existe más todavía, la creencia absurda y estúpida de que mientras más blanca sea tu piel, más se acerca a lo bello; nada más fuera de la realidad, pues incluso dentro de cánones y arquetipos de belleza occidental, podemos encontrar gente “bella”, tanto en afrodescendientes, asiáticos, amerindios y otros grupos étnicos. Es pues una creencia retrógrada que refleja la limitada capacidad intelectual de sus creyentes. Pero para el colmo son creencias que han florecido en tierras latinoamericanas, donde casi la totalidad de su población tiene profundas raíces indígenas, complementadas con raíces africanas y  europeas, para ser más específico de la Europa morisca peninsular. Esto demuestra una monumental falta de autoestima, en otras palabras, sentirse menos, tener lástima de su propia condición étnica o “racial”. 

En realidad resulta incómodo abordar estos temas que nos hacen retroceder siglos, pero toca ir afinando algunas desavenencias en cuanto a conceptos y creencias, que surgen alrededor de este tema cada cierto tiempo. Ya es hora de sepultar nuestra manía de prejuzgar a la gente por su condición étnica, cultural, social, laboral o de género. Asumir nuestra identidad genética y cultural con orgullo, no solo proyecta nuestro buen nivel de autoestima, sino que devela una mente abierta y educada.

lunes, 11 de septiembre de 2017

La inhumanidad en Ecuador


Nos sorprende la impavidez de los ecuatorianos frente a una noticia que debería ser un escándalo nacional, donde todos deberíamos sentirnos denigrados y exigir la más ágil investigación de parte de las autoridades de la Función Judicial, para que los culpables reciban el máxima castigo. Me refiero a las denuncias de torturas en la cárcel de El Turi de Cuenca. Los testimonios de reclusos y familiares, víctimas de extorsión revelan dramáticos testimonios de supuestas prácticas de tortura al interior de este centro de rehabilitación social, conocido como El Turi. Según una nota de prensa “Los internos testimoniaron ante las autoridades fiscales que les maltrataban físicamente de forma masiva o individual, mediante descargas eléctricas de alto voltaje, colgándoles de los pulgares o arrojándoles agua helada durante la noche y madrugada.” Todo esto consta en el proceso que la Fiscalía investiga, una supuesta operación de una red de extorsión, en la que se encuentran involucrados internos y el exdirector de la cárcel.

“He venido viviendo una pesadilla, me han apuñalado los glúteos, el pulmón…me torturaban, pasaban los cables por medio de unas ventanas de una celda que había a lado, me ponían los pies en baldes de agua y los cables en los pulgares”, cuenta uno de los internos a un perito legal. Según las primeras investigaciones los relatos coinciden con las lesiones encontradas en el cuerpo de un interno. Según las noticias parece que las motivaciones de estas monstruosidades fue el dinero. Las víctimas cuentan que entregaron miles de dólares a los victimarios, incluso vendiendo algunos enseres de la casa. Una abominable noticia que pesábamos solo sucedía en países lejanos o en películas de terror.


Obvio que la responsabilidad por estas aberraciones del sistema estatal cae en el Gobierno Nacional, más aún en un gobierno que se autocalificaba como íntegro y respetuoso de los derechos humanos. Cómo las autoridades carcelarias y del sistema judicial no se percataron de semejante inhumanidad que ocurría frente a sus narices, eso por no sospechar que la permitieron o la socaparon. Muchos abusos comienzan a develarse. ¡Que los culpables sean castigados! 

viernes, 1 de septiembre de 2017

Otavalo












Otavalo ocupa un paradisiaco rincón de la cordillera andina ecuatoriana y una ubicación  privilegiada. En el Hemisferio Norte, a un paso de la Línea Ecuatorial, Otavalo está apenas a unos 100 kilómetros de Quito, la capital de la República; a un poco más de una hora del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, con vuelos y conexiones a cualquier parte del mundo; a unos 150 kilómetros aproximadamente de la frontera con Colombia. A un tiempo muy cortísimo de la Costa o de la Región Amazónica. Colindante con otros hermosos valles andinos, el Valle del Amanecer surge en la tranquilidad de sus azules cielos, rodeados de imponentes montañas, desde donde se puede contemplar a plenitud la majestad de la creación y la pujanza de sus hijos e hijas, que han impregnado en su tierra su huella indeleble.

Esa será la razón para que los que tomaron vuelo a otras partes del mundo, entre los que se destacan los comerciantes kichwas, afincados en la mayoría de países del mundo, retornen cada cierto tiempo, para como dicen “recargarse” con su madre tierra; y otros que no lo pueden hacer, vivan siempre con la añoranza del recuerdo y el deseo eterno en el regreso a su tierra, a su “llakta”.

En la actualidad Otavalo se proyecta al mundo como una ciudad intercultural, por la particularidad de que aquí conviven dos culturas, la mestiza y la indígena. La interculturalidad en su estatus pleno, correspondería a un proceso social complejo, dada nuestra particularidad histórica; por lo que se puede afirmar que la nuestra, la de Otavalo está en construcción. Como coterráneos tenemos las herramientas y la materia prima de gran valía, para proyectarnos hacia la consecución de nuestras aspiraciones, que es la reconstrucción de Otavalo como una ciudad de Cultura, turismo y trabajo, acorde a las exigencias del siglo XXI. El reto es nuestro, la de ustedes, de todos; convertir a Otavalo en una ciudad del mundo, pero una ciudad con identidad propia. ¡Que viva Otavalo!

miércoles, 30 de agosto de 2017

Violencia y derecho internacional

Es cierto que cuando se produce algún atentado terrorista en Europa o Estados Unidos, la noticia y los sentimientos de repudio y solidaridad con las víctimas, trasciende muchísimo más rápido en occidente, que las matanzas y la barbarie que se produce en la guerra de Siria, en el Oriente Medio. Esto puede ser explicado por la cercanía de los escenarios de terror y el vínculo de los medios occidentales con el sentir de sus respectivos países, como también con la cruzada de occidente. Pero estas situaciones jamás, ni remotamente nos deberían inclinar a justificar esta clase actos abominables; con mucha más razón todavía, si va en contra de personas inofensivas e inocentes, tal como ocurrió hace poco en la ciudad española de Barcelona.

Lo de Siria realmente es trágico, y a lado de otros acontecimientos suscitados desde la Segunda Guerra Mundial, como la Guerra de Vietnam, la matanza fratricida y desquiciada de Camboya, el genocidio de Ruanda, la masacre genocida en los Balcanes, la Guerra del Golfo, la catástrofe humanitaria se Somalia, entre otros; constituye una vergüenza para la humanidad. Más allá del principio de la no intervención y la autodeterminación de los pueblos, debería prevalecer como una normativa supranacional, la vigencia plena de los derechos humanos, para que en ningún rincón del mundo, sea pisoteada la dignidad humana. Las ideas altruista del expresidente ecuatoriano Jaime Roldós Aguilera, sobre los derechos humanos, recogidas en la llamada Carta de Conducta, establece el principio de que en la región no puede invocarse la soberanía para justificar violaciones a los derechos humanos, y esto se debería aplicarse a escala universal. Obviamente que en la geopolítica están las potencias hegemónicas como buitres al acecho y hay que tener cuidado de sus tentáculos. Es necesario que la institucionalidad de la ONU, evolucione hacia una potestad de plena vinculación para los estados del mundo, donde prime la plena vigencia de los derechos humanos, con una clara agenda en donde prevalezca también un programa de desarme mundial, el respeto al medio ambiente y la reducción drástica de la brecha entre pobres y ricos. Como cualquier pueblito, nuestra aldea global sí necesita de un policía.

sábado, 19 de agosto de 2017

Acciones inefectivas

Para nadie es desconocido que los accidentes de tránsito se han incrementado en los últimos años y que las vías del país están teñidas de sangre y dolor. Absolutamente nadie está seguro y las cifras publicadas enfunden terror y temor. Obviamente que las autoridades de control tienen un índice alto de responsabilidad frente a estos hechos, básicamente porque no han podido establecer una política efectiva que logre estabilizar o en el mejor de los casos disminuir drásticamente estos índices de siniestralidad. De acuerdo con una información de la Agencia Nacional de Tránsito (ATN), “el 50, 09% de los accidentes se produce por impericia o imprudencia del conductor, el 13,2% por irrespeto a las normas de tránsito, el 12,31% por exceso de velocidad, el 9,73% por embriaguez, el 7,69% por condiciones extremas sin determinar y el 6,99% por imprudencia de otros involucrados.

Hace poco se firmó un Pacto Nacional de Seguridad Vial, entre los representantes de los transportistas, de la sociedad civil y del Gobierno Nacional, justamente para trabajar en un plan de acción que disminuya la siniestralidad en el país. Ninguna acción tendrá los resultados esperados si no se toma el problema con la seriedad requerida y la apuesta en una acción integral. Erróneamente pensaron nuestros “honorables” asambleístas que con sanciones más drásticas y la distribución de competencias se lograría mitigar los problemas de movilidad y transportación en el país. En esto seguiremos enfáticos en señalar que se necesita una capacitación vial permanente, control y más control. No sé a quién se le ocurrió esto de la creación de los Agentes Civiles de Tránsito, que me parece un despilfarro de recursos y aumento de una burocracia inoperante. Por otro lado he visto a señoritas policías recién graduadas, que más se dedican a pasear entre compañeras y hablar por teléfono, que a efectuar algún tipo de control; muy necesarios en carreteras, intersecciones, semáforos, salida de escuelas, pasos cebras, parada de buses, etc. Las autoridades de tránsito deben estar ahí, para educar, controlar y sancionar.  


viernes, 11 de agosto de 2017

Corrupción

Una de las definiciones de corrupción del diccionario de la Real Academia Española, dice: “En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones o medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.” El común de los mortales, con razón, al escuchar este término lo asocia inmediatamente con el robo de fondos públicos. Lamentablemente en el quehacer político y en las funciones públicas, siempre ha estado incrustada la podredumbre de la corrupción. Este flagelo de la humanidad está directamente relacionado a la resistencia a regirse por los valores morales y éticos, que se han establecido como costumbre y mecanismo de convivencia, para normar de alguna forma la ambición que es parte de la condición del ser humano.


Aunque el tema de la corrupción siempre estuvo presente en los ámbitos políticos de la región, los escándalos que se han suscitado a nivel de Latinoamérica en los últimos tiempos, rebasan toda medida; más aún cuando el tema involucra a gobiernos llamado progresistas y de izquierda, a los que sus electores brindó confianza con la esperanza de que marquen diferencia de la tradicional clase política e inauguren la pulcritud en el manejo de las arcas públicas, en beneficio de las grandes mayorías. Atrás quedaron en el fango frases como: “manos limpias y mentes lúcidas”, “todo para la patria, nada para nosotros”, “la espada de Bolívar que recorre América Latina” o “vamos a inaugurar la decencia”. Lamentable, denigrante. Dos cosas se necesitan para establecer la honestidad en un país: La educación que involucra nuestra responsabilidad como padres de familia, como también del sistema educativo, por un lado; por otro, la consolidación de instituciones democráticas fuertes e independientes, como el Poder Judicial. A esto se le podría añadir la libertad de expresión. La lucha contra la corrupción debe ser una cruzada mundial en la que nos involucremos todos, aquí en el Ecuador debería ser un tema de unidad nacional, más allá de las absurdas pasiones políticas que enceguecen el sano juicio.

viernes, 4 de agosto de 2017

Despropósito chavista

Aunque el Gobierno Nacional por medio de su cancillería, de manera inexplicable, todavía dé su voto de confianza al gobierno de Nicolás Maduro, el ciudadano común con una mínima capacidad reflexiva, no puede hacerse el loco y pretender desentenderse de lo que sucede en la hermana República Bolivariana de Venezuela. Es evidente que en el país de Bolívar se ha roto el sistema constitucional desde hace ya tiempo, y que la demencial dirigencia política del Partido Socialista Unido de Venezuela, representado en las toscas personalidades de Maduro y Diosdado Cabello, empujan al país con uñas y dientes hacia el borde del precipicio y una eventual guerra civil. A más de politizar las fuerzas armadas, el chavismo armó a 170 000 civiles que solo responden a los designios del fanatismo partidista; esto se ha convertido en el gran coraza inexpugnable de un sinsentido poder incrustado como un parásito en la vida de los venezolanos.

Frente al llamado y la eventual consecución de una asamblea constitucional, que por sus características nació muerta, y el nuevo encarcelamiento a sus opositores, la impavidez del mundo frente a la situación, comienza a desintegrarse para una condena sin vacilaciones al gobierno dictatorial de Maduro. Mientras esto sucede miles de venezolanos en un drama sin precedentes, abandonan en avalancha su país querido. También a Otavalo, han regresado parientes kichwas que hicieron su vida misma en Venezuela y tienen que comenzar nuevamente de cero, en una realidad diferente. No queda otra, la respuesta internacional debe ser contundente, para restituir la democracia en este país hermano; más aún el chavismo deberá responder ante la justicia, por sus evidentes actos de corrupción denunciados por la oposición. A veces se fanfarronea al decir que no nos interesa para nada la política, y que mientras vivamos de nuestro trabajo, no nos afectará. Esto es falso, guste o no nos guste, estamos supeditados a las decisiones y acciones de estas y estos “ilustres” ciudadanos políticos. 
  

viernes, 28 de julio de 2017

Rituales y bebidas espirituosas

















Ciertamente el alcoholismo es un mal endémico incrustado en diferentes sociedades alrededor del mundo, que ha costado millones de vidas en torno a ella. El alcohol como cualquiera de las otras drogas, puede crear una adicción de resultados catastróficos del que es muy difícil escapar. Las drogas al igual que en la medicina deben ser tratadas con mucho cuidado, respeto y delicadeza, porque es un producto de naturaleza que bien podría ayudar al ser humano. El problema surge cuando la debilidad humana por los placeres mundanales, se impone sobre la conciencia y el raciocinio. En todo caso es un problema complejo al que las leyes y la ética deben dar una salida o condición aceptable.

En el mundo indígena andino, también ha existido la costumbre de embriagarse con chicha de maíz y en épocas actuales con las bebidas espirituosas comerciales. Estudiosos incluso enfatizan que en toda reunión social andina, había la costumbre de beber. Actualmente en las fiestas kichwas se puede notar que existe la costumbre de embriagarse entre los compadres y comadres, pero no por gusto o peor aún por vicio, sino por profundizar lazos familiares en un estado de sinceridad espiritual, al que yo lo llamo como el ritual del “machana”. En la costumbre occidental, en una fiesta, si se quiere tomar, se acude al bar y se sirve lo que uno quiere y punto; en una fiesta andina eso no sucede, una persona nunca puede tomar una bebida alcohólica sola; necesariamente tiene que existir coparticipación, retribución, acompañamiento. Una fiesta kichwa es exitosa si se han embriagado los participantes y aunque suene un poco extraño, los compadres expresan satisfacción y gratitud por ello. La ritualidad y el simbolismo están presentes en cuestiones triviales y sencillas de la vida misma de los kichwas, más aún en celebraciones familiares grandes como las que hemos descrito; por eso es necesario conocer en su esencia sus prácticas culturales, antes de concluir en apreciaciones superficiales o comparaciones antropológicamente ajenas.

jueves, 27 de julio de 2017

Ojo con “San Juan Capilla”












Hace ya varios años, desde la prefectura se hicieron varios trabajos en el estadio de la comunidad de Agato, entre ellos graderío, adecentamiento de la cancha y cerramiento. La obra fue muy esperada, pero por inconsulta la obra en su conjunto estaba mal hecha, pues no respondía a la realidad socio cultural del medio, a la que las autoridades de aquel entonces dejaron pasar nomas, y ni qué decir de los técnicos y profesionales que estaban a cargo de la obra. A la comunidad de Agato no le quedó otra que a punta de picos y barras derrumbar el desatinado cerramiento de ladrillo, para remplazarlo con una malla metálica que le dio una mejor apariencia y funcionalidad. Cuento esta historia para poner en claro que a veces los dineros públicos no son bien invertidos por nuestros representantes en la función pública.

Con la idea de gestar un proyecto de infraestructura que responda a la realidad cultural, histórica y social de “San Juan Capilla”, de la comunidad del mismo nombre, ubicada prácticamente a unas cuadras del centro de la ciudad de Otavalo, en un inicio y en un acto sin precedentes, nos reunimos profesionales kichwas de diversas ramas, como arquitectos, antropólogos, sociólogos, comunicadores, gestores culturales, entre otros; y así lo hicimos, concluimos y presentamos el proyecto muy bien fundamentado al Municipio de Otavalo. Pero en medio de la  burocracia, los intereses politiqueros, los “contreras”; el proyecto fue reformulado desde el municipio. Ahora, escucho que a este ancestral espacio de ritualidad, de profundo significado no solo para la comunidad, sino para el Pueblo Kichwa Otavalo en su conjunto, le quieren convertir en una especie de parque o “mercadillo”, más peor aún escucho que quieren poner una pileta en el medio. El concepto vernáculo solar andino y el trabajo de meses parece que fue desechado. Ahora no sabemos a ciencia cierta, qué mismo se va a hacer. El desconocimiento es atrevido, por no usar otro término. Mucho ojo con “San Juan Capilla”.
   

viernes, 14 de julio de 2017

Cosas de la política


Para una considerable masa de connacionales, debe ser difícil ser delatados por uno de sus más queridos compañeros; me refiero a las últimas declaraciones del presidente Lenín Moreno que entre otras verdades ya conocidas reafirmó lo siguiente: “Toda la gente va ir abandonando su comportamiento ovejuno y empezar a respirar esa libertad nueva”, también dijo contradictoriamente a las afirmaciones de Correa que: “No hay tal mesa servida (…) se podía ser un poquito más mesurado en dejar cuentas en mejores condiciones”, y hace poco en una reunión en Carondelet, con directivos de varios medios de comunicación del país, Moreno pidió que ellos sean los primeros en denunciar la corrupción en el Ecuador. Estas declaraciones y otras posicionan al Presidente como un hombre sensato y de una lucidez abismalmente diferente al del anterior jefe de gabinete. Bueno, aparentemente eso es lo que refleja la realidad política actual.

Pese a las últimas y claras desavenencias entre Moreno y Correa, aún existe la sospecha de que toda esta “telenovela” sea parte de algún libreto tramado en las catacumbas de la pasión revolucionaria de Alianza País. Se podría especular que todo esto sea un montaje para “dar de baja” a Moreno y ungir a Jorge Glas o José Serrano, o más peor aún, propiciar la llamada “muerte cruzada” para que nuevamente retorne al poder Rafael Correa Delgado. En política todo es posible, recordemos que sin ser el mejor presidente, Velasco Ibarra regresó y fue cinco veces electo como primer mandatario. En realidad mientras el país tiene un problema económico muy serio por el descomunal endeudamiento y la degradante situación de sus instituciones, Correa aprovechó su última instancia en el país, para darse un baño de popularidad con “viudas” incluidas, que lloraban su partida. Pero ojo, el exmandatario, no va a vivir en uno de sus paraísos revolucionarios como Cuba o Venezuela, sino en Bélgica, eximperio y cuna del capitalismo al que dice repudiar. Cosas de la política.
  

miércoles, 12 de julio de 2017

Dardos contra Moreno

(Diario El Norte - viernes 07-07-2017)

Ciertamente produce gracia, notar que ante el llamado del presidente Moreno a la oposición, a dialogar sobre diferentes problemas que aquejan al país; el expresidente Correa, en algún rincón de la patria, esté dando saltos de berrinche. Frente a la última década de una “unidad medievalmente sumisa” del oficialismo, resulta difícil convencernos de que al interior de Alianza País se haya producido una fisura.

En su tiempo el oficialismo reformó la Constitución, contrariamente al sentir popular, con la única intención de llevar nuevamente a Rafael Correa a la reelección presidencial, pero me parece que las cosas no salieron como lo planeado, sencillamente porque el pueblo ecuatoriano o una gran mayoría de ella, ya estaba hasta la coronilla, del estilo discordante del líder número uno de esa agrupación política, que logró incluso la división de las familias ecuatorianas. De esta forma en medio de dos facciones políticas, Alianza País tuvo que necesariamente elegir a Lenín Moreno como su candidato, en desmedro de la otra opción que tenían como su mejor carta de presentación a Jorge Glas, Vicepresidente de la República, hombre un tanto misterioso que no inspira mucha confianza en el electorado ecuatoriano. Así el oficialismo se presentó con Moreno, un hombre sencillo de aceptada credibilidad más que todo en los sectores sociales, donde en su tiempo ejecutó un gran trabajo; un hombre que en definitiva contrastaba fuertemente al interior del oficialismo.

Es evidente y fue evidente que el país clamaba por un cambio, por la unidad, por la sensatez y la paz; estimo que el presidente Moreno está consciente de eso y está dispuesto a “sanear” la política ecuatoriana para bien. Pero lamentablemente se puede ver por otro lado, que existen los de la vieja escuela correísta, acostumbrada al tumulto, a la bronca –tal como sucedió en la comparecencia del vicepresidente Glas en la Fiscalía-, que junto a su antiguo líder están lanzando dardos al presidente Moreno; quien ha respondido acertadamente: “Para el odio no cuenten conmigo”

jueves, 29 de junio de 2017

Los encuentros violentos del Inti Raymi












Sobre los últimos sucesos lamentables de violencia y vandalismo, suscitados en las celebraciones del Inti Raymi en Cotacachi y “San Juan Capilla” de Otavalo, se han proferido una serie de calificativos y criterios que rayan en la generalización, el desconocimiento e incluso en el racismo. Antes de explicar este fenómeno social, sin ninguna intención de justificar, quisiera poner en claro que no estamos de acuerdo con la violencia en cualquiera de sus manifestaciones, más aún si esta pone en riesgo a otras personas que nada tienen que ver con el asunto. Tristemente la violencia es algo inherente del ser humano, ninguna sociedad por más civilizada se autoproclame, podría cubrirse con el santo velo del pacifismo puro; entonces sobran esos calificativos de “salvajes”, “incivilizados”, etcétera. Hemos visto peores cosas en un estadio de fútbol, calles y plazas de sociedades llamadas del “primer mundo”, ni qué decir de las guerras y otros conflictos políticos.

En el caso del “tinkuy” o “encuentro” que se produce en los bailes del Inti Raymi, se podría señalar que esta práctica se remite a la época incásica, donde la nobleza inca, distribuida en “panakas” o linajes familiares, se dividían y rivalizaban dentro de dos grandes grupos, los del “hanan” Cusco y “urin” Cusco, dicho de otra forma, entre parcialidades altas y las parcialidades bajas. En Cotacachi se puede notar claramente esta característica, en los encuentros de comunidades al momento de la toma de la plaza central, que por cierto en su antaño era un sitio sumamente sacralizado. En el Inti Raymi hay un despliegue impresionante de energía y fuerza, que solo los que han vivido la experiencia lo podrán entender; y esa energía se desfoga en la fuerza del zapateo, de la música y de los cánticos; en el caso de Cotacachi una de sus válvulas es el enfrentamiento entre rivales. Este encuentro o “tinkuy” por hoy se ha degradado con la intromisión de factores exógenos como las pandillas, el uso de armas como piedras, cables, cuchillos e incluso armas de fuego. Urge detener de inmediato estos actos, es un gran reto para las autoridades y comunidades involucradas.

viernes, 23 de junio de 2017

Diálogo Nacional

El presidente Lenín Moreno ha dado muestras de sensatez y ha empezado su mandato con un gran llamado a un Diálogo Nacional. La iniciativa fue inaugurada el día martes, justamente en Guayaquil, con la presencia de importantes personajes de diversos sectores políticos. En el acto se detalló que se instalarán siete mesas político-estratégico; Acuerdo Plurinacional, Consejo Consultivo Empresarial, Acuerdo por la Unidad, Acuerdo por la Información, Acuerdo por la Educación, Acuerdo por el Agro y Lucha contra la Corrupción. Esto sería “un instrumento participativo para la concreción de acuerdos que permitan el fortalecimiento del mandato popular y la construcción de políticas estatales que mejoren la gobernabilidad”. Es importante señalar que la participación de los sectores involucrados en cada una de las mesas, es imprescindible, antes de dar inicio con los plazos establecidos; entre ellos la Conaie, que con justa razón, ha planteado la amnistía e indulto a dirigentes presos y perseguidos.

La propuesta presidencial constituye un hecho sin precedentes en la última década de la vida política del país. Es claro que Lenín Moreno más allá de un estilo diferente, quiere marcar diferencia en cuanto a gobernabilidad y visión política en función de país; primero para salir de este atolladero económico, fruto de una década de despilfarro y endeudamiento; segundo, lo que cualquier presidente desearía: pasar a la historia con honores y dignidad. Aunque el fantasma del correísmo lo asechará siempre y que básicamente es su talón de Aquiles, Moreno empieza su gestión con “pie derecho”. Lamentablemente existen rostros cansinos y sumisos de la administración anterior, que dan un zarpazo a cualquier buen mortal que quiera entusiasmarse con este buen inicio. El Diálogo Nacional, según el Presidente estará coordinado por la Secretaría Nacional de Gestión de la Política, en la persona de Paola Pabón, una sumisa confesa del anterior régimen.

sábado, 17 de junio de 2017

El sacrificio de un padre














Todavía no había amanecido, pero se sentía mucho trajinar en la casa; a la luz tenue de una rústica lámpara de queroseno, se distinguía un bulto enorme cubierto con una tela azul a rayas y presionada con gruesas sogas de cabuya. Era pequeño y no entendía lo que realmente sucedía, hasta que vi sollozar a mi madre; era el momento de la despedida, nos abrazamos los tres con los ojos llorosos; mi padre emprendía un largo y difícil viaje al extranjero, con una cantidad considerable de artesanía producida en las comunidades. El retorno y la suerte del viaje habían sido inciertos, tal como me enteré años después. Muchas cosas sucedieron en este y otros viajes que realizó nuestro padre a lo largo de los años como “mindalae”, con el afán de sacar a su familia adelante y brindarnos un futuro mejor.

A razón de que nuestras sociedades son patriarcales, con el matrimonio es el varón quien asume la responsabilidad mayor de su familia. La vida de muchos padres de familias kichwas, ha sido y es difícil. Una vez que han decidido formalizar la unión marital, tienen que buscarse el sustento familiar, por lo general según la tradición de su “ayllu”. Muchos como corresponde, inician sus viajes al extranjero en condición de comerciantes. Existen cantidad de historias que ponen al detalle las peripecias de muchos padres de familia, muchas veces junto a sus esposas, en este duro trajinar de explorar el mundo con motivos comerciales de subsistencia; historias que incluso se sigue suscitando hasta tiempos actuales.

Aunque no comparto del todo, con esos días dedicados a equis personas, me permito hacer un paréntesis para hacer un justo homenaje y extender nuestro reconocimiento a todos esos padres de familia que siempre enaltecieron en el diario batallar, el sacrificio y la persistencia.   Agradecimiento profundo a todos los papás, unos que todavía siguen con nosotros y otros que partieron hacia el infinito. “Alli kikinpak punchata charipaychi taytakuna”

viernes, 9 de junio de 2017

Pasarela kichwa



Es reconocido no solo a nivel nacional, que el traje formal kichwa otavalo, -para mí decirlo típico, suena a folclórico- es uno de los más sobrios y elegantes que existe a nivel de los pueblos originarios. Aunque la moda comercial foránea trata de imponerse en nuestro medio, es común más que todo en ocasiones especiales, ver el orgulloso pose kichwa, bajo el manto de la vistosa indumentaria nuestra, por las calles y comunidades de nuestro Otavalo. Pero también los otavalos fiel a su linaje de emprendedores e innovadores, sin perder la esencia y la tradición, no se han quedado  en el pasado en cuanto a la “moda propia”; muchas diseñadoras han perfeccionado la indumentaria kichwa femenina más que todo, acorde a las exigencias de la contemporaneidad. Pero la respuesta de los estamentos públicos, quedaba corto ante la iniciativa y la dinámica particular de este pueblo pujante y laborioso, acostumbrado a arreglárselas a solas.

Me he es muy grato enterarme que el día de mañana sábado 10 de junio, se va a realizar una pasarela kichwa denominada “Warmi Moda”, en las instalaciones del nuevo Mercado 24 de Mayo de la ciudad de Otavalo, donde entiendo no se remitirán solo a la moda tradicional femenina, sino que se extenderá hacia la moda masculina, y por qué no pensar también en la moda de los chiquitines kichwas. Hasta hace más de una década, si no me equivoco, recuerdo que existía una feria anual del Inti Raymi, justo el 23 de junio, dedicada exclusivamente al atuendo tradicional, disfraces e instrumentos musicales para la celebración; esto prácticamente se ha perdido. Estos espacios vivenciales de  nuestro pueblo, son las que necesitan el impulso y el apoyo necesario de parte de las autoridades, para mantener las tradiciones culturales y fomentar turismo en el cantón; enhorabuena que se realice esta exposición que bien podría suplir la feria anual del solsticio. Es propicio y justo extender una cálida felicitación a los organizadores,  pero también pedir que eventos como estos se institucionalicen y se amplíen, tanto en calidad y en contenido. ¡Muy bien! yo pongo mi “like”.