viernes, 23 de junio de 2017

Diálogo Nacional

El presidente Lenín Moreno ha dado muestras de sensatez y ha empezado su mandato con un gran llamado a un Diálogo Nacional. La iniciativa fue inaugurada el día martes, justamente en Guayaquil, con la presencia de importantes personajes de diversos sectores políticos. En el acto se detalló que se instalarán siete mesas político-estratégico; Acuerdo Plurinacional, Consejo Consultivo Empresarial, Acuerdo por la Unidad, Acuerdo por la Información, Acuerdo por la Educación, Acuerdo por el Agro y Lucha contra la Corrupción. Esto sería “un instrumento participativo para la concreción de acuerdos que permitan el fortalecimiento del mandato popular y la construcción de políticas estatales que mejoren la gobernabilidad”. Es importante señalar que la participación de los sectores involucrados en cada una de las mesas, es imprescindible, antes de dar inicio con los plazos establecidos; entre ellos la Conaie, que con justa razón, ha planteado la amnistía e indulto a dirigentes presos y perseguidos.

La propuesta presidencial constituye un hecho sin precedentes en la última década de la vida política del país. Es claro que Lenín Moreno más allá de un estilo diferente, quiere marcar diferencia en cuanto a gobernabilidad y visión política en función de país; primero para salir de este atolladero económico, fruto de una década de despilfarro y endeudamiento; segundo, lo que cualquier presidente desearía: pasar a la historia con honores y dignidad. Aunque el fantasma del correísmo lo asechará siempre y que básicamente es su talón de Aquiles, Moreno empieza su gestión con “pie derecho”. Lamentablemente existen rostros cansinos y sumisos de la administración anterior, que dan un zarpazo a cualquier buen mortal que quiera entusiasmarse con este buen inicio. El Diálogo Nacional, según el Presidente estará coordinado por la Secretaría Nacional de Gestión de la Política, en la persona de Paola Pabón, una sumisa confesa del anterior régimen.

sábado, 17 de junio de 2017

El sacrificio de un padre














Todavía no había amanecido, pero se sentía mucho trajinar en la casa; a la luz tenue de una rústica lámpara de queroseno, se distinguía un bulto enorme cubierto con una tela azul a rayas y presionada con gruesas sogas de cabuya. Era pequeño y no entendía lo que realmente sucedía, hasta que vi sollozar a mi madre; era el momento de la despedida, nos abrazamos los tres con los ojos llorosos; mi padre emprendía un largo y difícil viaje al extranjero, con una cantidad considerable de artesanía producida en las comunidades. El retorno y la suerte del viaje habían sido inciertos, tal como me enteré años después. Muchas cosas sucedieron en este y otros viajes que realizó nuestro padre a lo largo de los años como “mindalae”, con el afán de sacar a su familia adelante y brindarnos un futuro mejor.

A razón de que nuestras sociedades son patriarcales, con el matrimonio es el varón quien asume la responsabilidad mayor de su familia. La vida de muchos padres de familias kichwas, ha sido y es difícil. Una vez que han decidido formalizar la unión marital, tienen que buscarse el sustento familiar, por lo general según la tradición de su “ayllu”. Muchos como corresponde, inician sus viajes al extranjero en condición de comerciantes. Existen cantidad de historias que ponen al detalle las peripecias de muchos padres de familia, muchas veces junto a sus esposas, en este duro trajinar de explorar el mundo con motivos comerciales de subsistencia; historias que incluso se sigue suscitando hasta tiempos actuales.

Aunque no comparto del todo, con esos días dedicados a equis personas, me permito hacer un paréntesis para hacer un justo homenaje y extender nuestro reconocimiento a todos esos padres de familia que siempre enaltecieron en el diario batallar, el sacrificio y la persistencia.   Agradecimiento profundo a todos los papás, unos que todavía siguen con nosotros y otros que partieron hacia el infinito. “Alli kikinpak punchata charipaychi taytakuna”

viernes, 9 de junio de 2017

Pasarela kichwa



Es reconocido no solo a nivel nacional, que el traje formal kichwa otavalo, -para mí decirlo típico, suena a folclórico- es uno de los más sobrios y elegantes que existe a nivel de los pueblos originarios. Aunque la moda comercial foránea trata de imponerse en nuestro medio, es común más que todo en ocasiones especiales, ver el orgulloso pose kichwa, bajo el manto de la vistosa indumentaria nuestra, por las calles y comunidades de nuestro Otavalo. Pero también los otavalos fiel a su linaje de emprendedores e innovadores, sin perder la esencia y la tradición, no se han quedado  en el pasado en cuanto a la “moda propia”; muchas diseñadoras han perfeccionado la indumentaria kichwa femenina más que todo, acorde a las exigencias de la contemporaneidad. Pero la respuesta de los estamentos públicos, quedaba corto ante la iniciativa y la dinámica particular de este pueblo pujante y laborioso, acostumbrado a arreglárselas a solas.

Me he es muy grato enterarme que el día de mañana sábado 10 de junio, se va a realizar una pasarela kichwa denominada “Warmi Moda”, en las instalaciones del nuevo Mercado 24 de Mayo de la ciudad de Otavalo, donde entiendo no se remitirán solo a la moda tradicional femenina, sino que se extenderá hacia la moda masculina, y por qué no pensar también en la moda de los chiquitines kichwas. Hasta hace más de una década, si no me equivoco, recuerdo que existía una feria anual del Inti Raymi, justo el 23 de junio, dedicada exclusivamente al atuendo tradicional, disfraces e instrumentos musicales para la celebración; esto prácticamente se ha perdido. Estos espacios vivenciales de  nuestro pueblo, son las que necesitan el impulso y el apoyo necesario de parte de las autoridades, para mantener las tradiciones culturales y fomentar turismo en el cantón; enhorabuena que se realice esta exposición que bien podría suplir la feria anual del solsticio. Es propicio y justo extender una cálida felicitación a los organizadores,  pero también pedir que eventos como estos se institucionalicen y se amplíen, tanto en calidad y en contenido. ¡Muy bien! yo pongo mi “like”.

lunes, 5 de junio de 2017

Hablemos de turismo

Hablar del tema turístico, aunque parezca simple, resulta complicado; más aún en Otavalo. Es difícil hacer todo un tratado en apenas unas líneas, pero se puede señalar algunas pautas básicas con respecto al turismo en Otavalo. Para iniciar sabemos que todos estamos conscientes sobre la importancia que tiene el tema turístico para el cantón y la provincia; las autoridades correspondientes, supongo que hacen los esfuerzos necesarios para enrumbar nuevamente a Otavalo en la lista de los destinos turísticos preferidos como en el antaño. Pero más allá de la conciencia y la buena voluntad, para intervenir efectivamente en el problema turístico, hace falta conocimiento, visión, liderazgo y recursos. Hay que hacer notar que es un trabajo transversal a mediano o largo plazo, donde la participación de los sectores involucrados, es esencial. Es un trabajo difícil, pero no imposible.

Resulta inconsistente y trivial pensar que con un POA medianamente creativo, por no utilizar otro término; una promoción ocasional por la televisión, una valla publicitaria, un “stand” promocional en alguna feria turística o una bonita página web; se pueda remediar el tema turístico en nuestro cantón. El turismo se genera por las buenas condiciones y buenas referencias. El turista regresa y recomienda cuando existe algo bonito, agradable y un trato amable. Ahora bien, ¿cómo podemos esperar una buena recomendación, cuando ya casi no existe ese algo “bonito” que ver, cuando las calles están sucias, cuando el desorden y el caos reina en la ciudad, cuando existen conductores y gente irrespetuosa, cuando no existen lugares decentes donde quedarse, comer o divertirse, cuando el arte y la cultura se desplaza al mero folclorismo, cuando la calidad y la innovación artesanal se ha extraviado, cuando no se garantice la seguridad de los visitantes, cuando hemos perdido nuestra “identidad arquitectónica”? La lista podría extenderse más, pero con esto podríamos tener una pista, sobre dónde estamos fallando, tanto autoridades y población en general.  

Cambio de mando

El doctor Alfredo Palacio, expresidente de la República, quién dio la oportunidad a un desconocido profesor universitario llamado Rafael Correa, para que demuestre sus dotes de economista y tenga el “chance” de emerger en la arena política del país, nombrándolo Ministro de Economía y Finanzas en el 2005; lo dijo claramente el 24 de mayo pasado: “no creo en la reelección en lo absoluto, creo en la total alternabilidad”. En este sentido todo cambio de mando resulta saludable para la democracia, a más de ser un acto ritual muy emotivo, crea expectativas y la esperanza de un mejor porvenir. La fiesta democrática y la conmemoración de la Batalla de Pichincha, con la que Ecuador selló su independencia de España en 1822, del pasado miércoles, no fue la excepción; un acto protocolar y cívico en el que asumió sus funciones Lenín Moreno, como Presidente Constitucional de la República del Ecuador.

El discurso de Moreno fue conciliador y convincente, entre otras cosas dijo: “todos somos hechos del mismo barro”, “Ha concluido una etapa que, como todas, no está libre de errores…”, además dijo algo que considero fundamental: “no puede haber diálogo sin libertad de expresión”. También dijo que no habrá las llamadas sabatinas, pero que mantendrá informada a la ciudadanía, como manda la Constitución, dijo que no se negará a los jóvenes a que estudien la carrera de sus sueños.


Este tipo de discursos inaugurales suelen ser espléndidos y bonitos, y aunque la sabiduría popular dice que “del dicho al hecho hay mucho trecho”, esperamos por el bien del país, que al licenciado Moreno le vaya muy bien, aunque 15 funcionarios del anterior régimen se mantengan en su gabinete, aunque el único apellido runa que aparece por ahí en los últimos lugares, sea el de Cholango Tipanluisa. Ecuador ha tenido un respiro en medio del pesado aire político que reinaba hasta el momento, bajo la sombra de Rafael Correa, que como se dijo, iría a tierra belga. Los ecuatorianos todos, tenemos una nueva oportunidad de enrumbarnos en la vía de la unidad, el trabajo y el progreso. 

viernes, 19 de mayo de 2017

La lactosa y los genes

Aunque en Wikipedia se señale que una gran parte de las personas que creen tener intolerancia  a la lactosa, no presentan en realidad malabsorción de la lactosa, sino que sus síntomas gastrointestinales se deben a la presencia de enfermedades no diagnosticadas que afectan al intestino delgado; investigaciones muy serias demuestran que esta intolerancia del sistema digestivo se relaciona de manera preponderante a la genética de las personas. ¿Pero qué es la lactosa? No es nada más que un compuesto natural de la leche, al que se lo conoce también como el azúcar de la leche. Estudios señalan que solo el 3 al 5% de los europeos presentan intolerancia a la lactosa, mientras que del 40 al 60% de la población latinoamericana es intolerante a este compuesto lácteo, y en varios países de Asia y África esta cifra llega al 50%.

Estudios concluyen también que esta enfermedad, si es que se lo puede llamar así, se relaciona al grupo genético de una persona. En nuestro caso, tomando en cuenta a los tres grupos importantes en el país: europeos, amerindios y afros, cabe señalar que la población indígena es la menos tolerante, ya que la leche nunca fue parte de su dieta ancestral, sino más bien fue introducida por los españoles. Por lo que las personas que tienen más porcentaje de genes indígenas, tienen más probabilidad de malabsorción de la lactosa. El estudio sugiere que el 70% de la población ecuatoriana tiene algún grado de intolerancia a la lactosa. Ventajosa y lógicamente se puede suplir este alimento con otros productos como el brócoli, chocho, hígado, huevos, frutas y otros que remplacen a la leche.


Apartándonos un poco del asunto biológico, esto pone una clara evidencia de que nuestro país tiene una población preponderantemente indígena, aunque los prejuicios y el racismo histórico traten de negarlo u ocultarlo. Aunque los censos oficiales fijen porcentajes ridículos a lo indígena, como con un 7% de la población total. “No se podrá tapar el sol con un dedo”.

viernes, 12 de mayo de 2017

Venezuela: La evolución del molotov

   Foto: elnuevoherald.com

No se podría decir que exactamente es una democracia, cuando el pueblo responde electoralmente, bajo el engaño o la amenaza; o más aún, cuando el poder esté maquiavélicamente secuestrado por una élite política, sin importar sus motivaciones o sus cánticos ideológicos. Es lo que sucede en Venezuela, país que en su antaño se llenaba de gloria, por ser la cuna del Libertador Simón Bolívar y del gran Antonio José de Sucre; nación hermana que hace unas cuatro décadas se constituía en el dorado de Sudamérica, por su privilegiada situación geográfica y petrolífera. Ecuatorianos, peruanos y gentes de diversas naciones se encaminaban hacia el “sueño venezolano”, en la búsqueda de mejores días para sus familias. Cuna de las más bellas mujeres del mundo, de las únicas telenovelas que competían con las mexicanas, de los más famosos cantantes y grupos musicales de Iberoamérica, de la arepa y el joropo. Con una de las mayores reservas de petróleo en el mundo, Venezuela bien pudo ser una potencia hegemónica a nivel de Latinoamérica, si la clase política hubiese trabajado con un proyecto de desarrollo sostenible a largo plazo; pero esto lamentablemente no sucedió.

El Socialismo del Siglo XXI chavista, ha permitido que un tal Nicolás Maduro, uno de los hombres más incompetentes para gobernar un país, lleve a Venezuela a estas alturas de la Revolución Bolivariana, hasta el fondo del abismo. Venezuela por hoy es uno de los países más inseguros del mundo, con una inflación prevista del 720% para este año, una élite política enfrascada en actos de corrupción y el narcotráfico, una crisis humanitaria declarada y un sistema institucional que por cualquier lado apesta a una dictadura militarizada. Las víctimas mortales de los últimos enfrentamientos, entre manifestantes y la Guardia Nacional Bolivariana, ya suman 39 y centenas de heridos. La oposición en pleno plan de lucha social, no escatima en cuanto a ingenio, esta vez se enfrentan a los gases lacrimógenos de la Guardia Nacional, con “pupotov”, una especie “molotov” pero hecho con excremento. ¿Será que al fuego se lo elimina con fuego, como dicen?

domingo, 7 de mayo de 2017

El regreso del ‘loco’

La mayoría de jóvenes ecuatorianos menores de 30 años, poco o nada recordarán del pintoresco personaje de la política ecuatoriana de fines del siglo pasado, llamado Abdalá Bucarán Ortiz, de ascendencia libanesa; quien fue presidente del Ecuador por un breve periodo comprendido, entre agosto de 1996 y febrero del siguiente año, cuando el Congreso Nacional, actualmente Asamblea Nacional, lo destituyó argumentando “incapacidad mental para gobernar”. El ascenso de “El loco que ama” al poder en el Ecuador, fue el resultado de la máxima expresión del populismo desde los tiempos de Velasco Ibarra; al que el electorado ecuatoriano siempre ha tenido una clara debilidad. El corto gobierno de Bucaram fue calamitoso y escandaloso de proporciones internacionales, donde relucían varios casos de corrupción. Fue él precisamente quien inauguró el show en la tarima política, con presentaciones, cánticos y bailes un tanto extravagantes para la primera autoridad del país. Parece que esto de los payasitos, el berrinche, la demagogia pura y cruda en escenario, le sigue todavía gustando un poco a las masas.

Bucaram regresará después de haber permanecido 20 años en Panamá, en calidad de exiliado, una vez que la Corte Nacional de Justicia declaró prescritos los juicios que pesaban en su contra, por los casos de Gastos Reservados y Mochila Escolar. El regreso como lo hizo una vez, será espectacular, en helicóptero ante una gran concentración prevista para el 17 de junio, en el suburbio de Guayaquil, con un claro mensaje de que regresa con aspiraciones políticas, tal como ya lo confirmó su hijo “Dalo” Bucaram, en una entrevista televisiva. Aunque no dudo de la cobertura y la afluencia de personas a dicho evento político, a sabiendas de que los ecuatorianos tienen una preferencia especial por los caudillos populistas, dudo que Bucaram padre, pueda nuevamente pisar fuerte entre el electorado ecuatoriano que es joven en su esencia. Es de sapiencia popular que las cosas buenas de antaño, por más que se quiera, no se pueden volver a repetirlas en los mismos términos.

viernes, 28 de abril de 2017

La historia menos conocida

Se podría señalar que la historia más conocida de Ecuador, prácticamente se remite a los acontecimientos sucedidos a raíz de la fundación española de la ciudad de Quito. Varios investigadores como los religiosos Juan de Velasco y Federico Gonzáles Suárez, han tratado de develar esta parte de la historia antigua de la región de los quitus, en base a las historias contadas de generación en generación, remitiéndose a los cronistas de indias y la investigación arqueológica. A estos estudiosos se han unido un nutrido número de investigadores y autores como Segundo Moreno Yánez, que en su libro “Historia antigua del país Imbaya”, realiza importantes revelaciones en torno a las características de las culturas precolombinas que habitaron la región norte de Quito.

Con respecto a los cacicazgos existentes en la zona, Yánez señala que “Hasta el momento pocos son los datos que conocemos sobre el principal poblado del cacicazgo de Cayambe. Parece que la residencia de los señores étnicos no se cambió de lugar con las reducciones españolas, como fue el caso del Otavalo ancestral.” Esto a razón de que hasta el siglo XVIII, se podían observar vestigios de estructuras monumentales, que al parecer fueron templos o adoratorios, que se habían levantado hace ya siglos en la zona de Cayambe. “Más de medio siglo después, Francisco José de Caldas pudo observar en la orilla occidental de la laguna de San Pablo, un edificio de piedra bruta con solo los frentes labrados y unidos con una argamasa de lodo. Su figura era circular, sin ventanas, con una sola puerta, aunque los indios aseguraban que había tenido dos, su diámetro interior alcanzaba 46 pies; el ancho del muro 4 pies. El alto de la puerta no excedía la estatura de un hombre y terminaba en un pequeño arco el que estaba construido con piedras trabadas unas con otras.” Eran construcciones de gran altura, pero lo que me sorprende es que el mismo Caldas, encontró un “monumento parecido” en la comunidad de Agato; mi “llakta” a la que siempre vuelvo.

sábado, 22 de abril de 2017

Del dicho al hecho, hay mucho trecho


Es muy común escuchar a la gente decir, que por hoy existen una serie de enfermedades como el cáncer principalmente y otras como la diabetes, la hipertensión, la gastritis, entre otras tantas, que cobran la vida de millones de personas en el mundo; y que antes no existían estas enfermedades, se repite. Se da una especie de condena a la modernización, la contaminación, el consumo de productos procesados, el sedentarismo, el uso de productos químicos en la agricultura, en fin al mismo tipo de vida estresada que tenemos en la actualidad. Se habla en el sentido de que antes la vida era mejor y que ahora estamos expuestos a todas estas calamidades de la modernidad. En parte podrían tener razón, pero más que dejarnos llevar por ciertas creencias que llegan a convertirse en mitos, vale conocer lo que realmente sucede en el mundo.

Primero debemos convencernos que antes al igual que ahora, todos se morían por diversas circunstancias, y eso por lo pronto no cambiará todavía, aunque se especula que el ser humano en el futuro podría vivir unos 150 años o más, o incluso que podría alcanzar la inmortalidad. Lo que hay que saber también es el hecho de que hace aproximadamente un siglo, la esperanza de vida por ejemplo en España, era apenas de 35 años de edad; por hoy el mismo país ostenta uno de los mayores índices, con una edad promedio aproximada de vida de 78 años para los varones y 82 años para las mujeres. Esto ilustra claramente, de que a diferencia de lo que sucede ahora, antes muchísimas personas no llegaban a viejos por la elevada tasa de mortalidad, especialmente por la muerte prematura, las enfermedades endémicas, guerras, falta de alimentos, la ausencia de medicamentos, entre otros factores. Antes eran muy pocos los privilegiados que llegaban a los 80 años. Por hoy con el avance de la medicina y el control de las enfermedades, la revolución agrícola y la baja intensidad de los conflictos bélicos, más un adecuado estilo de vida, la gran mayoría de nosotros podríamos disfrutar de una vida longeva. Mucho ojo: “Del dicho al hecho, hay mucho trecho”

viernes, 14 de abril de 2017

El reto de Lenín Moreno

Más allá de que las elecciones presidenciales fueron justas, transparentes y democráticas o, no; parece que las fichas ya están dadas, Lenín Moreno sería el presidente de Ecuador durante los próximos cuatro años, a menos que suceda algo excepcional en la vida política de nuestro país. Con una economía en recesión, altos niveles de endeudamiento, credibilidad fracturada, polarización política y el duro embate de la naturaleza; Ecuador no es el tipo de país con el que soñaría un político a punto de hacerse cargo de la primera magistratura. Moreno, hombre bueno pero de escasa experiencia política, a razón de que la vicepresidencia o su estancia en Ginebra no constituye justamente una escuela que pudiera pulir un político de quilates como se quisiera, tiene un gran reto histórico en sus manos. La prueba de fuego en una primera instancia sería la estabilización de la economía por un lado, y la estabilización política, entendida como una acción que contrarreste la polarización y la división, que se ha generado entre la población ecuatoriana y que constituiría la principal amenaza al nuevo gobierno

Para lo primero bastaría rodearse de asesores económicos pragmáticos de primera línea, mientras el segundo aspecto referente a la polarización, no es una cosa sencilla y está supeditado al capital político y al liderazgo indiscutible de la primera autoridad. Moreno tendría que sacudirse de la polvareda correísta y marcar su propia agenda en función de país, con un amplio acuerdo político y social a nivel nacional; si no, estaríamos camino a la “venezolanización” de nuestro país, con consecuencias catastróficas. Es sumamente importante hacer notar al próximo presidente, que no puede obviar el tema de la corrupción, el impulso verdadero y efectivo a la productividad que garantice un crecimiento económico sostenible, la independencia absoluta de los poderes del Estado, en especial del Poder Judicial, la restitución de las libertades fundamentales y la consolidación del Estado Plurinacional. Si Moreno no es capaz de asumir esta agenda básica para el país, estaríamos por perder cuatro años más.

viernes, 7 de abril de 2017

Elecciones sospechosas

En elecciones anteriores, desde que tengo uso de razón, nunca hubo sospechas de fraude tan grandes como las que hoy, después de la elección presidencial del 2 de abril, se han dado. Por más rivalidad ideológica y enemistad política que haya existido entre el candidato ganador y el perdedor, casi siempre, por no decirlo siempre, habido aceptación y resignación a los resultados emitidos; en primera instancia por los llamados “exit poll” y después ya a los resultados oficiales que siempre coincidían casi con el resultado final. Pero en esta ocasión las cosas cambiaron inexplicablemente, más aún si tomamos en cuenta que por hoy, se tiene el apoyo de las nuevas tecnologías de la información y transmisión de datos en forma instantánea, a más de eso el apoyo y la participación de distintos organismos, entre otros factores. Las empresas encargadas de las encuestas a boca de urna, dieron sus resultados al término de la elección, con una tremenda diferencia la una de la otra, que provocaron el festejo de las dos candidaturas en simultáneo, como los eventuales vencedores.

Según estas circunstancias, el ciudadano común con mínimo de inteligencia, se da cuenta de que aquí alguien está mintiendo. A más de eso vienen las denuncias de un apagón informático en el CNE, inconsistencias en miles de actas, entre otras. Por otro lado Polibio Córdova, representante de una encuestadora muy reconocida como es Cedatos, denuncia un nuevo ciberataque a su sistema informático, que espero no sea obra del hacker más famoso del mundo que tiene el Gobierno; así mismo la principal de Participación Ciudadana, Ruth Hidalgo, denunció haber recibido amenazas de muerte; un cúmulo de sucesos preocupantes.

Cuando los resultados marcan una mínima diferencia entre dos candidatos, más aún con estas anormalidades, es justo y necesario hacer una revisión exhaustiva del proceso electoral, si es necesario incluso revisar las urnas voto a voto para dar total legitimidad y legalidad al candidato ganador; si esto no ocurre, el país corre el riesgo de convertirse en un polvorín, y eso nadie quiere en las actuales circunstancias, en que la población se ha polarizado peligrosamente.

jueves, 6 de abril de 2017

Cambio de mando



Una foto de 2016 para la historia, Raúl Amaguaña entrega el bastón de mando a Patricio Lema, quien ejercerá la presidencia del Cabildo Kichwa de Otavalo hasta marzo de 2019 (Fuente EL COMERCIO)

martes, 4 de abril de 2017

Otra resolución apresurada

Una vez más las autoridades municipales de Otavalo se equivocaron, al comprometerse apresuradamente con los comerciantes del Mercado 24 de Mayo. La Resolución N° 342-GADMO-2016, llamada “Resolución de uso de suelo para el sector del Nuevo Mercado 24 de Mayo y sus periferias”, dispone y declara al perímetro del nuevo mercado, como zona de uso residencial; como tal limitada solamente a ciertas actividades económicas. La disposición municipal señala “entre las calles Segundo Castro, entre la vía de circunvalación y el puente del Batán y Luis Enrique Cisneros desde la calle Angélica Hidrobo hasta la vía de circunvalación” a la zona afectada y continúa: “En esta área quedan prohibidos los negocios de licorerías, abastos, mini markets, cárnicos, bazares, restaurantes de tercera y cuarta categoría turística, comedores y plasticentros.”, además de señalar otras actividades económicas que generan contaminación ambiental.

El país en general y por ende se sobrentiende Otavalo, atraviesa una crisis o recesión económica muy sentida, ya no negada por nadie; en estos tiempos es necesario buscar maneras y mecanismos para reactivar la economía popular. Dentro de esa lógica no viene al caso en estos tiempos difíciles, una prohibición a las diferentes actividades comerciales que se genera y se repotencia alrededor de un centro de comercio, como el nuevo mercado de Otavalo. En este sector se encuentran comerciantes y gente que ofertan sus productos y servicios ya por varios años y no es posible mandar a cerrar sus negocios de un plumazo. Esta situación como en ocasiones anteriores, genera rechazo e incertidumbre, y se tiene conocimiento de que ya se han dado enfrentamientos violentos con la Policía Municipal. La población donde sea, reclama la libre oferta de productos y servicios, la sana competencia entre los ofertantes, obviamente cumpliendo con los requerimientos legales establecidos. Hacemos un exhorto a las autoridades del Concejo Municipal de Otavalo, para que revean esta injusta y apresurada disposición.


viernes, 24 de marzo de 2017

Lasso vs. Moreno

Según las últimas encuestas, aunque puede ser leído como un empate técnico, señalan como un eventual ganador, si las elecciones fueran en este momento, al candidato oficialista Lenín Moreno. Si el candidato opositor Guillermo Lasso y su equipo de campaña, no tienen un “as bajo la manga”, para un remate contundente en estos últimos días de campaña, considero que están perdidos. Guillermo Lasso al que sus detractores lo califican despectivamente como el candidato banquero, no ha tenido una irrupción prodigiosa en la política ecuatoriana, sino al contrario ha tenido una cierta resistencia por su condición de representante de los sectores pudientes de la sociedad ecuatoriana, por haber sido parte aunque sea momentáneamente, en el tristemente célebre gobierno de Jamil Mahuad; esto se evidencia que a pesar de haber aglutinado casi a todos los sectores opositores al gobierno para la segunda vuelta del 2 de abril, en términos porcentuales de intención de voto, tenga que pelearse cada fracción con su contendiente. Recordemos que aunque con serias sospechas de fraude a favor del oficialismo, Lenín se quedó solamente por un “pelo”, en su afán de entrar de una a Carondelet.

El oficialismo ha apostado a todo, sin discriminación alguna, incluso a prácticas poco éticas. Es destacable la profesionalidad de su equipo de campaña, el de marketing político e imagen más que todo; lo que el candidato opositor ni con todo el dinero que pueda tener, ha logrado comprar. En fin es una campaña atípica e injusta como se ha visto en ocasiones anteriores, una campaña en la que la oposición se enfrenta a toda la maquinaria estatal y oficial, que se ha fortalecido en estos años de “revolución”, de quienes como dé lugar, quieren mantener el poder y sus prebendas. Al fin y al cabo esas son las taras de la democracia, donde no siempre gana el mejor, sino el que nos empaqueta bonito el producto, el que engaña, el que finge ser, el que tiene más recursos, el más vivaracho. Por todo eso a dejar el letargo ecuatorianos todos, hombres y mujeres a retomar conciencia política con responsabilidad, porque de eso depende el futuro del país.